Martes, 10 de noviembre de 2009

Más crisis, más superstición

La crisis económica mundial pone en evidencia lo que somos. Una especie de primates que inventan escapes metafísicos como paliativos a la realidad de sus miserias. Acabo de leer en ENDI.com, un artículo que habla sobre el incremento de la "espiritualidad" en estos tiempos díficiles. Deepak Chopra hace su agosto, y hasta los curas católicos celebran!!

Cuando no hay trabajo. Cuando los bancos nos han privado de nuestro derecho a tener una casa. Cuando los gobiernos corruptos nos roban la mitad de nuestro salario para fundírselo en mierda. ¿A qué recurrimos? Al horóscopo. A cadenas de oraciones. Talismanes. Tarot. Y sobre todo a "Papito Dios", como le llaman muchos puertorriqueños, como si se tratase de niños de 6 años, a su amigo imaginario colectivo.

La gente se reune. "Oremos." Los pastores protestantes llenan sus bolsillos; las canastas rebosan... Pero la crisis se mantendrá. Y seguirá hasta que el desmadre del sistema pueda encontrar el equilibrio, y los grandes marioneteros, que son los bancos, las multinacionales —y no Dios—, decidan que se acabó la crisis.

Cuando esto suceda, millones se habrán quedado sin trabajo, perdido sus casas; y los que no se hayan pegado un tiro llamarán a los que viven debajo de un puente, y dirán "Alabemos juntos a Dios, que nos sacó de la crisis!"

¡Qúe predecibles somos los humanos!

Darán gracias a un "Ser" que, pudiendo evitar sus miserias desde un principio, se negó a hacerlo y permitió que tal debacle mundial ocurriera (además dejando escapar a paraísos fiscales el dinero de los desgraciados que cometieron el crimen).

Si ese Dios fuera real, en el mejor de los casos deberíamos llamarlo mediocre. Pero si tal entidad no existe, entonces mediocres son los humanos que no han podido inventarse una divinidad mejor. Y la pregunta a hacer sería: En estos tiempos de crisis, después que los mercaderes de la fe hayan llenado la cartera, ¿en qué quedará tanta alabanza a Dios?

Pues creo que en homenaje. Homenaje colectivo a nuestra mente de borricos.
Publicado por maollanes @ 0:41
Comentarios (5)  | Enviar
Comentarios
Publicado por lualbu23
Domingo, 22 de noviembre de 2009 | 1:42
No se trata de pensar en que Dios nos sacara de la crisis. Se trata de tener una fe que nos haga salir hacia adelante, de no hundirnos en la miseria y de poder ser mejores personas.
Publicado por Invitado
Domingo, 22 de noviembre de 2009 | 1:47
estoy de acuerdo con tu articulo, pero te hago una reflexion simple, no crees que la crisis ha hecho que veamos las cosas importantes de la vida? los peque?os detalles? retroceder hasta nuestros mejores valores,los que van a este tipo de personas como tarotistas, estaban ya perdidos incluso antes de la crisis, solo que ahora se refleja cuanta gente estaba perdida y cuando sufrimiento y desesperacion hay en el mundo.
Echale una mirada positiva... no hay mal que por bien no venga... y no hay bien que por mal viene en este caso.
Publicado por Judith
Domingo, 22 de noviembre de 2009 | 1:57
Totalmente de acuerdo, soy de un pueblo de Madrid, y antes nadie iba a la iglesia, solos las cuatro viejas de siempre, ahora se llena todos los domingos, han cerrado las pastelerias, pizzerias para poner consultorios de videncia
DONDE VAMOS A LLEGAR?
creo que la gente esta loca ...
si dios existiera no nos dejaria sin peluquerias y con estos pelos!
por cierto Manuel, de donde eres? te dejo mi email, y seguimos hablando del tema, [email protected]
sigamos con el debate, Ciao!
Publicado por lualbu23
Domingo, 22 de noviembre de 2009 | 1:59
Hay una cosa muy clara, o la gente toma consciencia del cambio que esta dando la sociedad o moriran mentalmente en el intento de pedir ayuda a quien no tiene potestad para darla
Publicado por Judith
Domingo, 22 de noviembre de 2009 | 2:14
Como si tomar cosciencia fuera tan facil con los problemas que tenemos todos los dias...como para pensar en otras cosas estamos, que tengo 34 a?os, soy peluquera, llevo 6 a?os parada, y con problemas familiares...que vengan a mi ha hablarme de dios y de mahoma,como no me busque yo solita las habichuelas no lo hace nadie, todo por culpa de ZP y eso que soy socialista pero que verguenza de gobierno y nacion