Lunes, 29 de junio de 2009

Sólo para personas despiertas y con buena capacidad analítica

¿Qué se trama bajo el pretexto de que se trata de algo «cristiano»?¿Quién engaña desde hace 2000 años a la humanidad con una desfachatezincreíble? ¿Quién amenaza con las condenas más terribles a hombres debuena fe que desean hacer uso de su entendimiento? ¿Quién torturó apersonas de otras convicciones, dejó que se las ajusticiara y habla enla actualidad de la Inquisición como que fue un «progreso»? ¿Quién hizoque se exterminara a pueblos enteros y lo celebra en nuestros díasdiciendo que fue una «culpa propicia», una culpa feliz? ¿Quién promovióla demonización de la mujer, un hecho que ha tenido devastadorasconsecuencias hasta el tiempo actual?
Los cristianos originarios de la actualidad ponen en claro lamagnitud del abuso que se ha cometido del nombre de ese Jesús.En una serie de emisiones de radio a nivel mundial, muchos hechosampliamente documentados muestran que las desastrosas maquinaciones dela silla de san Pedro siguen estando presentes en la época actual. Estole es consciente a pocas personas, puesto que no ha habido ni hay quiensupere la hipocresía de esa organización y de sus funcionarios.
Pero ahora ha llegado la hora: la situación ha cambiado. Lasdesconcertantes revelaciones en los medios de comunicación contribuyena que muchas personas tengan mucho más claro a quién han estadosiguiendo hasta ahora de buena fe. Muchas personas, como elmundialmente conocido historiador alemán, Karlheinz Deschner, reconocenque: «En esta Iglesia hace mucho tiempo que ya no se puede salvar nada,sino sólo a uno mismo y a otros de ella.» Y más de uno toma en serio laclara advertencia pronunciada en la Biblia, en la revelación de Juan:«¡Sal de ella, pueblo mío, no sea que os hagáis cómplices de suspecados y os alcancen sus plagas!»

Todo ser humano tiene la libertad de creer lo que desee, ycada institución puede enseñar lo que desee. Sin embargo, nosotroscristianos originarios no callamos cuando una institución abusa delnombre de Jesús, el Cristo, cuando se denomina a sí misma cristiana,aunque su enseñanza y sus obras no sólo no tengan nada que ver con laenseñanza de Jesús, sino que incluso la contradicen.
Esta segunda parte del libro «Sólo para personas despiertas y conbuena capacidad analítica. ¿Quién está sentado en la silla de sanPedro» les informa sobre el contenido de las emisiones de radio desdela sexta a la undécima.


Publicado por maollanes @ 13:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios