Mi?rcoles, 18 de marzo de 2009

 adelgazar

La obesidad es una patología que amenaza con ser la epidemia del siglo XXI. Cada año se registran índices récords de personas que padecen este problema. Muchas de ellas intentan desesperadamente bajar de peso, sometiéndose así, a dietas que no sirven para nada, a productos mágicos que se consiguen con solo llamar por teléfono y a todo tipo de ejercicios inconvenientes. Sin embargo, mas grave aún, es el profundo sentimiento de frustración que provoca hacer un esfuerzo y no ver resultados.
Por eso, si usted probó de todo, y sigue siendo la misma papa rellena que al principio... preste atención a estos consejos, y podrá bajar hasta 11 Kgrs. por semana.

* Quédese sin empleo. Esta medida le ayudará a ir disminuyendo progresivamente las frecuencias y raciones de alimento.

* Vaya todos los días a comer al restaurante del Sheraton Hotel. Cuando ojee la carta y vea los precios, lo único que va a pedir es una hoja de lechuga.

* Sométase a la auto humillación. Salga a la calle con una nariz de chancho que puede conseguir en cualquier casa de cotillón. Está comprobado que las burlas reiteradas activan la fuerza de voluntad de los cerdos.

* Utilice el método psicológico. Éste consiste en disfrazar de tiernas mascotas, a las comidas ricas en calorías. Por ejemplo, a una longaniza calabresa, puede pincharle en un extremo dos orejas de conejo hechas con cartón, y en el otro, pegarle un pompón de algodón. No se olvide de ponerle un nombre como: Bunny.

* No limpie la cocina. Al cabo de un mes habrá tantas cucarachas que no querrá ni asomarse.

* Haga la compra del mes en un supermercado chino. A la semana vence toda la mercadería, y se queda sin comida para los veinte días restantes.

* Que sus comidas tengan el peor aspecto posible. Esto se logra procesando los alimentos hasta que éstos se conviertan en una pasta consistente. Introdúzcala en una manga de pastelero con un pico grande. Luego, a una altura de 30cm del plato, presione dos o tres veces la manga. De esta forma conseguirá que sus comidas tengan un insuperable aspecto de excrementos.

* Vaya al dentista y sáquese todos los dientes. Evitará la ingestión de sólidos con altos contenidos grasos.


Las opciones detalladas a continuación, se deben aplicar únicamente en pacientes que posean trastornos obsesivos compulsivos, o bien con un altísimo índice de ansiedad nerviosa, y deben ser efectivizadas por un familiar o amigo, ya que ningún profesional se va a arriesgar a que le saquen la matricula o licencia por participar de estas salvajadas.


* Ate al paciente en la cama. Suminístrele agua cada 5 hs., gelatina sin sabor cada 6 hs. y una inyección de bálium cada 4hs. De esta manera verá como disminuye su peso y su ansiedad. Rece para que no le disminuya el pulso.

* Si tenerlo en casa es un riesgo y resulta muy costoso, quiébrele todos los huesos. De esta manera logrará que lo internen en un hospital durante 2 meses. El menú que le sirvan, lo hará adelgazar a razón de 8 Kgrs. por cada diez días.

* Indúzcalo a que cometer un ilícito. De esta manera perderá kilos no solamente por la alimentación escasa y nauseabunda, sino por las actividades físicas continuas, ente las que se encuentran ejercicios en el gimnasio, trabajos forzados y los reiterados maratones por los pasillos de la penitenciaría para evitar una violación masiva

Publicado por maollanes @ 2:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios