S?bado, 28 de febrero de 2009
La única diferencia entre nuestra especie y las restantes, es decir, lo que nos hace específicamente humanos, es nuestra capacidad de razonar. Las religiones, especialmente las monoteístas, que se consideran poseedoras de la verdad absoluta, niegan e impiden cualquier consideración en su contra, haciéndonos deudores de seres imaginarios ultra-poderosos. Por eso soy ateo y anticlerical. Los tiranos, los totalitarios, cualquiera sea el régimen y/o la filosofía que invoquen, lo primero que intentan es cercenar toda discusión e impedir el libre intercambio de ideas. Por eso soy librepensador. El ser humano es, dentro de lo que hasta ahora conocemos, la única porción pensante y auto-consciente del universo, y no necesita más que su propia existencia y conocimiento para justificar su presencia, y el único límite que puede y debe aceptar es el universo mismo. Por eso soy humanista. Este es mi atril, mi lugar donde conversar con los que quieran acompañarme, de las cosas que me gustan. Y también mi reducto desde donde pelear contra los ejércitos de la oscuridad, de librar, como dijera Asimov, la buena lucha por lo que está bien.
Publicado por maollanes @ 2:29
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios